Demo

Colombianos exigen trabajo decente al gobierno nacional

En este 1º de mayo, Día Internacional de los Trabajadores

  • A nivel mundial se presenta una agudización de las políticas de libre comercio que han deteriorado los derechos de los trabajadores, muestra de ello son las crecientes protestas a nivel mundial. En Colombia bajo el ordenamiento del FMI y de la OCDE, las condiciones laborales de los trabajadores se han deteriorado.
  • Centrales sindicales CUT y CTC solicitan derogatoria del Decreto 583 que avala la tercerización laboral.
  • Desalentador panorama laboral en el país.
  • Se esperan masivas movilizaciones el 1º de mayo en todas las capitales. En Bogotá, las marchas partirán desde la 26 con 7, a las 9 am.

Bogotá, 28 de abril de 2016. 

Con una creciente exigencia al gobierno del presidente Santos por una política social y económica a favor de los derechos de los colombianos, diversos sectores  como los trabajadores, agrarios, camioneros y estudiantes, entre otros, conmemoran el próximo 1º de mayo, el Día Internacional de los Trabajadores.

En medio de una política económica contraria a los intereses de la nación, bajo un marco de favorecimiento a las multinacionales y el capital extranjero, aplicados bajo la directriz del Fondo Monetario Internacional y la OCDE, persisten en Colombia la desigualdad, la informalidad, la precariedad laboral, la desprotección social, las prácticas y violencia antisindicales y la impunidad de los crímenes cometidos contra sindicalistas, así como las reformas tributaria y pensional.

Temas frente a los que las Centrales Sindicales y un conjunto de organizaciones sociales y políticas, presentaron al gobierno nacional el pasado 17 de marzo, una propuesta de 15 puntos que exige aumento general de salarios, freno a la venta del patrimonio público, fortalecimiento de salud y educación, restablecimiento del valor del recargo nocturno, dominicales y festivos y cumplimiento de los acuerdos con los pensionados y sectores agrarios, camioneros y  taxistas, entre otros.

Por las anteriores razones este 1º de mayo millones de trabajadores en todo el país saldrán a las calles para reivindicar el pliego de peticiones y exigir la derogatoria del Decreto 583 del 8 de abril del presente año, bajo el cual se legaliza todo tipo de tercerización laboral en cualquier clase de empresa pública o privada si el intermediario cumple los derechos laborales individuales, con lo cual el empresario o estado pueden tercerizar cualquier actividad, incluso si es misional y permanente.

Datos y cifras del trabajo en Colombia[i]

  1. Cede muy poco la enorme informalidad laboral. Para el 2015 la informalidad laboral fue de 64%, es decir, de cada 100 ocupados, 64 carecían de protección social. Del total de ocupados sólo el 40,8% cotizaba a  salud; 38% a pensiones; 37,5% estaba afiliado a una caja de compensación familiar; 36,3% cotizaba a cesantías y un 43,9%  a riesgos laborales. La informalidad laboral es la principal causa del déficit pensional del país. En 2015 se produjeron 723.836 accidentes laborales y fueron reconocidas 566 muertes en el trabajo, pero solo se conocen estadísticas de seguridad en el trabajo de personas afiliadas a las ARL, la minoría.
  2. Práctica sistemática de relaciones laborales ilegales. En 2015 el 17,3% del total de ocupados, 3.813.880 trabajadores, prestaron sus servicios a un empleador pero éste no les garantizó ni derechos laborales ni protección social.
  3. Baja tasa de sindicalización – Inexistencia de la negociación colectiva. De los 22.017.000 ocupados que había en Colombia en 2015 apenas 1.002.555 se encontraban afiliados a algún sindicato, lo que implica una tasa de afiliación muy baja: 4,6%. Además el leve crecimiento de la afiliación a sindicatos pasó del 6.8% anual entre 2010 y 2014 a solo el 1,21% en 2015. A este ritmo de crecimiento anual Colombia tardaría 70,3 años en alcanzar los  niveles de afiliación sindical de los 35 países de la OCDE.
  4. Bajos salarios y desigualdad en la redistribución de la riqueza. Este fenómeno se ve reflejado, por ejemplo, en el hecho de que en el país más del 40% de los ocupados que informaron sus ingresos devengó de 0 a un salario mínimo mensual y  que Colombia sea uno de los países más desiguales de la región con un coeficiente de concentración de la riqueza, Gini, de 0,522.
  5. No existe el derecho a la huelga. Aunque persisten y crecen las movilizaciones reivindicando derechos laborales.

En 2015 se registraron 373 acciones colectivas sindicales y laborales, donde se destaca el incremento notable del 152,3% en las jornadas nacionales de protesta (315), mientras que los ceses de actividades (41) decrecieron en un 36,9% con relación al año 2014.

  1. Poblaciones en condición de desventaja en el mundo laboral. Aunque es generalizada la precariedad y la ausencia de derechos mínimos para los trabajadores colombianos existen poblaciones en condiciones más difíciles.
  2. Las mujeres. Para el 2015, la brecha salarial de las mujeres  permaneció 22% por debajo del ingreso promedio de los hombres; la tasa de ocupación de las mujeres fue de 48,3% mientras que la de los hombres se ubicó en 70,1%. Además fueron ellas las que más alto desempleo reportaron, 11,8% y 6,7% respectivamente.

Alrededor de 5 millones de mujeres se encontraban en la economía del cuidado sin remuneración, careciendo de todo reconocimiento por su trabajo y sin protección social. El trabajo doméstico estuvo compuesto en un 95% por mujeres.

  1. Los jóvenes. La población joven (de 14 a 28 años) reportó una tasa de desempleo de 15,2%, 6,3 puntos superior al promedio nacional que fue de 8,9%. En total se encontraban desempleados 1.076.000 jóvenes que representaron el 50% del total de desempleados del país, es decir de cada 100 desempleados en Colombia, 50 eran jóvenes.

La tasa de desempleo de las mujeres jóvenes es de 20,5%,  9,2 puntos porcentuales superior a la de los hombres jóvenes que fue de 11,3%; por el otro, la tasa de desempleo de los jóvenes de la zona rural del país  se ubicó en 10,5%.

  1. La población rural. En 2015 había en el país 4.758.000 ocupados en el sector rural, de estos 2.893.000 trabajaban en la agricultura (60,8%) y 1.865.000 en las demás ramas de actividad económica (39,2%). De cada 100 ocupados en la ruralidad, 52 eran cuentapropistas, para un total de 2.456.000 ocupados en esta posición y sólo 34 eran ocupados asalariados.

La ausencia de trabajo decente en la ruralidad es grave,  allí el 90,3% de los ocupados no está afiliado al sistema de riesgos laborales.

http://cut.org.co/colombianos-exigen-trabajo-decente-al-gobierno-nacional/

Boletín de Prensa

Circulares

Comunicados

Departamento CEID

Información de contacto

Calle 12 A - N° 8A-19

B/Buenavista

7835630 - 7894328
Montería

Atencion al público 

Lunes a viernes: 8:00 Am a 12:00 M - 2:00 Pm a 6:00 Pm

Escríbenos

Ubícanos

Demo

Suscríbete a Nuestras Noticias

 

 
ADEMACOR 
Derechos Reservados 2016

 

United Kingdom Bookmaker CBETTING claim Coral Bonus from link.